Qué aporta el coaching a la orientación vocacional

Qué aporta el coaching a la orientación vocacional

El momento vital en el que las personas están más conectadas con su propósito es durante la niñez. En esta etapa de la vida hay menos condicionamientos, responsabilidades, compromisos y prejuicios, las relaciones con el entorno se desarrollan con más naturalidad y el objetivo primordial de los niños es ser felices.

Otro es el panorama cuando llega la etapa de la adolescencia, en esta fase de la vida los jóvenes normalmente se sienten más presionados porque viven un sin número de cambios y empiezan a enfrentarse a nuevas reglas de juego para las que, en algunos casos, no están preparados.

Uno de los momentos que genera mayor confusión en los jóvenes en edad pre- universitaria, es decidir qué carrera quieren estudiar o a que se quieren dedicar en su vida profesional. El modelo de educación, la saturación de información, la presión social y la eterna angustia por el futuro, infundida en algunos casos por los familiares, los profesores y en general por las personas que en ese momento son su modelo a seguir, lleva a los adolescentes a elegir carreras con “salida profesional” y no carreras por vocación.

Esto genera una problemática que se ve reflejada en los índices de deserción de los estudiantes universitarios en España, lo que ha llevado a los colegios y a las universidades a ser más conscientes y estar más más abiertas a explorar nuevas formas para ayudar a los estudiantes a tomar decisiones más acertadas.

El Coaching es un método que cada vez está más presente en la educación y se hace más necesario en los departamentos de orientación vocacional. El objetivo que se busca alcanzar aplicando de este método, es acompañar a los estudiantes a descubrir sus verdaderos intereses, definir su misión, plantear sus objetivos y empezar a desarrollar habilidades que les sean útiles a la hora de tomar decisiones importantes para su futuro. Esto se logra facilitando a los jóvenes, herramientas para que atraviesen por un proceso de autoconocimiento y autoexploración que les permita conectar con sus valores, romper creencias que los limiten, cambiar comportamientos, potenciar sus fortalezas y empezar a tomar acciones sobre sus áreas de mejora.

Si los estudiantes logran conectar con su esencia durante el proceso de autoconocimiento, posiblemente va a ser más fácil que consigan encontrar el camino correcto hacia un futuro con sentido, en el que puedan trabajar desarrollando su vocación y permanecer en constante desarrollo y crecimiento personal y profesional.

No Comments

Post A Comment