Equilibrio entre la vida personal y laboral. ¿Por qué es importante y cómo puedo conseguirlo?

Equilibrio entre la vida personal y laboral. ¿Por qué es importante y cómo puedo conseguirlo?

Cada vez más escuchamos hablar del work life balance y los beneficios que trae en las organizaciones y las personas.

¿Pero cuáles son estos beneficios y cómo lo conseguimos?

A continuación encontrarás algunos tips que te ayudarán a entender por qué es importante y cómo puedes alcanzar este equilibrio:

Beneficios para la empresa:

✔ Mayor implicación de tus empleados
✔ Aumento de la productividad
✔ Mejores resultados individuales y en equipo
✔ Mejora en las prácticas para gestionar el tiempo
✔ Aumento de la resiliencia (capacidad que tiene el ser humano para sobreponerse a circunstancias de adversidad)
✔ Mayor enfoque en las tareas asignadas
✔ Mayor compromiso de tus empleados

Beneficios para los empleados

✔ Desarrollo del liderazgo interior
✔ Mayor motivación
✔ Mejora de las relaciones personales
✔ Más felicidad y mayor disfrute
✔ Mejoras en la salud
✔ Alcanzar más logros personales y laborales
✔ Desarrollo de la responsabilidad
✔ Mejora de las habilidades sociales

¿Cómo lo conseguimos?

1. Reconoce y prioriza tus valores: si tienes claros cuáles son tus valores, más fácilmente lograrás identificar los cambios que necesitas hacer en tu vida para sentirte equilibrado, una vez reconozcas esos cambios, si llevarlos a cabo interfiere en tu horario laboral, es fundamental que los comuniques a tu responsable para que conjuntamente encuentren la mejor forma de conciliarlos.

2. Identifica las prioridades: si tienes claro lo que es importante para la empresa y para ti, sabrás poner el foco en las actividades y tareas realmente significativas logrando así optimizar tu tiempo.

3. Toma conciencia de tus emociones: en la medida en que consigas ser más consciente de las emociones que vives a diario en tu trabajo y en tu vida personal, vas a poder aprender a gestionarlas mejor, logrando así disminuir el grado de malestar que puedan producir aquellas más incómodas (miedo, enfado, tristeza) y por ende, aumentando el grado de disfrute y felicidad en tu día a día.

4. Desconéctate de la tecnología: es importante aprender a darle al botón Off de nuestros dispositivos. Aunque cada vez vivimos más conectados al mundo gracias a la tecnología, el exceso de estímulos externos en algunas ocasiones también nos desconectan de nosotros mismos.

Debemos aprender a hacer pausas alejando el móvil y el ordenador por lo menos una hora diaria y regalarnos ese espacio para despejar la mente, conectar con nuestros pensamientos y nuestras emociones. Algunas actividades que puedes practicar durante esa hora y que te ayudarán a conectar con tu esencia pueden ser: meditación, yoga, pilates, correr, nadar, bailar, practicar tu deporte favorito o simplemente dar un paseo por el parque más cercano.

5. Aprende a decir que no: si surgen tareas de última hora en tu trabajo y hacen parte de la rutina diaria, es decir, no son relevantes o imprescindibles para el correcto funcionamiento de la empresa, debes respetar tus horarios y tus límites. Siempre seguirán llegando correos y llamadas, alejate un poco del perfeccionismo y de la autoexigencia y permítete parar, no por hacer más cosas durante el día vas a obtener mejores resultados.

Y por último recuerda siempre que…

La vida es como andar en bicicleta. Para mantener el equilibrio tienes que seguir avanzando.

Albert Einstein

No Comments

Post A Comment